EPISTAXIS: experiencia de 100 casos.

2016-03-10 por Dr. Demaria Juan Pablo

ANTECEDENTES:
La epistaxis (del Griego: fluir gota a gota) se define como la hemorragia proveniente de las fosas nasales y/o senos paranasales que puede exteriorizarse por la boca y/o las narinas.
Epidemiología: 60 % de la población la padece en su vida, solo 6 % requiere asistencia médica.
Prevalencia del 10 - 12 % de las consultas en servicios de guardias.

Clasificación: según su gravedad (leve, moderadas y severas); según la localización (anteriores, superiores y posteriores); según su etiología (locales, regionales y generales).

Diagnóstico de localización: requiere de un examen físico adecuado incluyendo una endoscopía endonasal que permitirá localizar el sitio o la región sangrante y evaluar posteriormente el manejo terapéutico.

Diagnóstico de gravedad: según los parámetros hemodinámicos.

Diagnóstico etiológico: interrogatorio, examen físico, estudios complementarios e interconsultas según cada caso.

Lugar físico de manejo: consultorio, quirófano (anestesia local - sedación - general).

Tratamiento: medico, instrumental y/o quirúrgico (anestesia local - sedación -general).

Manejo postratamiento: ambulatorio, internación transitoria o prolongada.


OBJETIVO:
Demostrar la frecuencia en cuanto a la localización, sexo, edad, tiempo de internación, patologías asociadas y manejo terapéutico en 100 casos de epistaxis.

LUGAR DE APLICACIÓN:
Sanatorio Parque. (Rosario Sta. Fe).
Sanatorio Americano. (Rosario Sta. Fe).
Sanatorio Centro. (Rosario Sta. Fe).

DISEÑO:
Estudio retrospectivo.

POBLACION:
100 pacientes adultos (68 hombres - 32 mujeres).

METODO:
Se estudiaron 100 pacientes (68 hombres - 32 mujeres), con edades entre 21 y 84 años, en un periodo de 18 meses (2010 - 2011).
A todos se les realizó internación en servicio de guardia para evaluación de gravedad (parámetros hemodinámicos).
Colocación de vía venosa periférica y extracción de laboratorio en casos moderados y severos.
Bajo visión endoscópica (óptica de 0° y/o 30°) y sistema de aspiración se localiza primeramente la fosa nasal sangrante, se aspiran coágulos tratando de identificar sitio exacto o en su defecto región del sangrado (anterior, superior o posterior), Una vez localizado el punto o región sangrante se colocan lentinas con xilocaína + epinefrina bajo visión endoscópica para disminuir el sangrado.
De acuerdo a la localización, debito, antecedentes del paciente se evalúa su manejo (ambulatorio - internación) y tratamiento (medico, instrumental y/o quirúrgico).
Se piden las interconsultas (hematología, cardiología, clínica médica, maxilo-facial) y exámenes complementarios correspondientes (laboratorio, TC, RMI, angiografías, etc.).
De acuerdo al cuadro clínico se evalúa su estadía (24 - 96 horas).

RESULTADOS:
Sexo: (68 % hombres - 32 % mujeres)
Edad: < 30 años: 12 % 30 y 50 años: 26 % > 50 años. 62 %
Localización: Anterior: 56 % Superior: 26 % Posterior: 4 % Antero - posterior (medial): 14 %
Internación: Ambulatorio: 10 %
Transitoria: 52 %
Prolongada: 38 %

Patologías asociadas:
Anticoagulación: 34 %
HTA: 20 %
Traumatismos: 2 %
Post-operatorios: 8 %
Enfermedades hematológicas: 10 %
Sin patología aparente: 26 %

Tratamientos:
Cauterización bipolar-monopolar con anestesia general: 22 %
Cauterización bipolar con anestesia local y sedación. 8 %
Tapón hemostático anterior: 46 %
Cauterización química: 8 %
Gotas vasoconstrictoras: 12 %
Surgicel: 4 %


CONCLUSIONES:
La epistaxis es una entidad frecuente en las urgencias otorrinolaringológicas, que necesita de una buena evaluación general, regional y local para su resolución (protocolo diagnostico y terapéutico).
Su manejo requiere de un lugar físico adecuado y un personal idóneo.
La semiología endoscópica inicial es fundamental para:

- localizar el sitio de sangrado.
- clasificar según su severidad.
- realizar el tratamiento adecuado.
- El tratamiento medico e instrumental con anestesia local resuelve la mayoría de los sangrados.
- El tratamiento quirúrgico debe ser centrifugo (1° punto y/o región sangrante, 2° troncos arteriales endonasales, 3° troncos arteriales extranasales).
- Es necesario 20 días posteriores repetir la endoscopia endonasal.
- Ante la sospecha de etiología paranasal (senos faciales) la tomografía computada es de rigor.